Las carillas dentales son una solución popular y eficaz para mejorar la apariencia de los dientes y lograr una sonrisa perfecta. Estas finas láminas de porcelana o resina se adhieren a la superficie frontal de los dientes, corrigiendo problemas estéticos como decoloración, manchas, desgaste o dientes desalineados.

Aunque las carillas dentales han demostrado ser duraderas, es normal preguntarse cuánto tiempo duran y cómo podemos prolongar su vida útil. En este artículo, abordaremos estas preguntas para ayudarte a mantener tus carillas dentales en las mejores condiciones posibles.

Las carillas dentales, ¿duran toda la vida?

Aunque las carillas dentales son una solución duradera y resistente, no son permanentes y no duran toda la vida. La durabilidad de las carillas dentales puede variar dependiendo del material utilizado y de la calidad de la colocación. Las carillas de porcelana, por ejemplo, suelen ser más duraderas que las de resina compuesta.

En promedio, las carillas de porcelana pueden durar entre 10 y 15 años, mientras que las carillas de resina compuesta tienen una vida útil de aproximadamente 5 a 7 años. Sin embargo, con un cuidado y mantenimiento adecuados, algunas carillas de porcelana pueden durar hasta 20 años.

Es importante tener en cuenta que, aunque las carillas pueden durar mucho tiempo, eventualmente necesitarán ser reemplazadas.

¿Cómo alargar la vida de las carillas dentales?

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para cuidar tus carillas dentales y prolongar su vida útil:

E

Higiene bucal adecuada: mantén una rutina de higiene bucal completa, que incluya cepillado de dientes al menos dos veces al día, uso de hilo dental diariamente y enjuague bucal con un enjuague antibacteriano.

E

Evitar alimentos y bebidas que manchen los dientes: reduce el consumo de alimentos y bebidas que puedan manchar las carillas, como café, té, vino tinto y alimentos con colorantes.

E

No utilizar los dientes como herramientas: evita usar tus dientes y carillas para abrir envases, morder objetos duros o cortar materiales, ya que esto puede causar daños en las carillas.

E

Usar protector bucal durante actividades deportivas: si practicas deportes de contacto, utiliza un protector bucal para proteger tus carillas y evitar posibles daños o fracturas.

E

Controlar el bruxismo: si sufres de bruxismo (rechinar o apretar los dientes), consulta a tu dentista para obtener un tratamiento adecuado, ya que este hábito puede desgastar y dañar tus carillas.

E

Visitas regulares al dentista: acude a tu dentista al menos dos veces al año para realizarte limpiezas dentales profesionales y chequeos regulares. Esto te permitirá detectar y tratar cualquier problema en una etapa temprana, antes de que se convierta en un problema mayor.

Aunque las carillas dentales no duran toda la vida, con un cuidado adecuado y siguiendo las recomendaciones mencionadas, es posible prolongar su vida útil y mantener su apariencia estética durante muchos años.

No subestimes la importancia de una buena higiene bucal, visitas regulares al dentista y evitar comportamientos que puedan causar daño a tus carillas. Al hacerlo, podrás disfrutar de una sonrisa radiante y saludable por más tiempo.

Si tienes preguntas o inquietudes sobre tus carillas dentales, no dudes en consultar a tu dentista, quien podrá ofrecerte consejos personalizados y asesorarte sobre el mejor cuidado para tus necesidades específicas.

¿Necesitas más información?

En Clínica Dental Sant Marc contamos un equipo de profesionales con una amplia experiencia que te aconsejaran y asesoraran para una buena salud dental.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
dental quality
Formulario Lateral ES
close slider

    Pide cita con nosotros

    Tratamiento: